Viajar sola: una de las mejores terapias

Cuando decidí comenzar a viajar de manera más regular siempre tuve las ganas de hacerlo SOLA, no porque sea una persona solitaria, sino que para mí los viajes siempre han sido algo místico, logran envolverte, cautivarte, es una conexión tan personal, que se que no habría vivido lo mismo estando acompañada.

Conversando con amigos que han viajado solos también, un día llegamos a una conclusión: el viajar te permite sacar ese loco que todos tenemos dentro, el no conocer el lugar ni la gente con la que vas a compartir ayuda y MUCHO, un día puedes ser cantante, otro músico, otro futbolista, puedes explorar todas aquellas pasiones que tuviste desde niño y simplemente vivirlas (no tienen idea cuanta magia hay en esto, hasta se convierte en un acto terapéutico).

Viajar sola me ha permitido conocerme a fondo, explorar mis estados extrovertidos e introvertidos y aprender a disfrutar de cada uno de ellos. También a ser independiente y fuerte, ya que a veces tienes que caminar con 50 libras en tu espalda por horas para llegar a un destino y enfrentar tus miedos. En una ocasión un bus me dejó a las 03:00 en una ciudad que no conocía porque tuvo un fallo mecánico y tuve que amanecer sola en una gasolinera.

Viajar sola me ha permitido ver el mundo con otros ojos, saber que tus pertenencias se pueden convertir en una sola maleta, que el dinero no te sirve de mucho cuando estás en un lugar en el que no lo conocen, a vivir los momentos intensos y a no apegarse a nada ni a nadie porque se va a terminar. En Cuba conocí a una familia que me llevó a su casa de playa y prepararon cerdo y estofado de cangrejo, me obsequiaron habanos, unos vasos de barro, un libro y una blusa (todo lo que ellos tenían querían dármelo). Al despedirnos fue imposible no llorar, lo bueno es que aún seguimos en contacto smile

Viajar sola me ha permitido conocer la gente con las historias más increíbles que jamás he escuchado (sobre todo la manera en la que los viajeros financian sus viajes), también conocer personas con historias muy similares a las mías, con los mismos sueños y los mismos proyectos. A través de couchsurfing conocí a una amiga argentina a la cual le tengo mucho cariño, ella viaja Sudamérica en bicicleta y escribió un libro contando toda su historia.

Un regalo de Nati, su libro antes de volver a Argentina a visitar a sus padres.

Viajar sola me ha permitido perder el miedo de enfrentar lo desconocido, de amar las aventuras a veces extremas otras y otras peligrosas. Creo que cuando realmente me di cuenta que sufría de vértigo fue cuando convencí a un grupo de amigos que había conocido durante uno de mis viajes a hacer el “Camino de la Muerte”, un antiguo carretero de 80 km en la Paz, Bolivia, que lo haces en bicicleta. Sentí que me moría durante las 4 horas que duró el recorrido.

Los viajes en solitario me han dado esto y mucho más ¿Y tú que sientes cuando viajas solo?

Autor
Hola, mi nombre es Nicole, una de las cosas que más me apasiona es escribir, espero disfrutes de mis historias. Gracias por visitar mi blog.

Comentarios 10

  1. Samuel
    Reply

    Hermoso relato. Viajar solo/a es más que nada empoderarse de uno mismo!

    5 septiembre, 2017
    • Nicole Bonilla Yong
      Reply

      Gracias Samuel.

      23 septiembre, 2017
  2. esteban
    Reply

    Nico, que buen post!!!

    Cuando viajo solo siento libertad y entusiamo, me siento sin prisas, sin planes, haciendo lo que el momento pida =)
    Me hace estar mucho mas abierto a conocer nuevas personas, a ser mas humilde, a pedir ayuda. Siempre me he llevado historias y aprendizajes unicos.

    5 septiembre, 2017
    • Nicole Bonilla Yong
      Reply

      Esteban que lindo leer esto, sin duda los viajes nos dan eso y mchas cosas más.

      23 septiembre, 2017
  3. Luis Valdez
    Reply

    Hola Nicole, estoy empezando a viajar y tu blog no hace más que motivar esa ganas de seguir conociendo lugares. Visitare tu blog a menudo y lo recomendaré.

    Un abrazo.

    26 septiembre, 2017
    • Nicole Bonilla Yong
      Reply

      Muchas gracias Luis.

      28 septiembre, 2017
  4. Hassen
    Reply

    Hola…gratificante es poder leer tus relatos…me inspira a pensar tan dependientes que somos de nuestras cosas terrenales y quebrar todo eso es admirable…suerte en todo…buena caza !!!

    29 septiembre, 2017
    • Nicole Bonilla Yong
      Reply

      Gracias Hassen para mi era ahora o nunca.

      3 octubre, 2017
  5. Paola
    Reply

    me encanta poder leer cosas como estas y me motiva a seguir con mi viaje! y justo como lo leí en uno de tus comentarios es ahora o nunca!!!! Gracias por compartir estas buenas y grandes historias :)

    4 octubre, 2017
    • Nicole Bonilla Yong
      Reply

      Gracias Paola :)

      7 octubre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.