Filipinas en 5 palabras

Mi estancia en Filipinas ha durado poco más de un mes, he tenido la oportunidad de aprender tantas cosas de esta cultura que aunque no lo crean tiene mucha similitud con la latina. Con estas cinco palabras describo a este país 👇

1. Karaoke

Con total seguridad puedo decir que los filipinos aman cantar, los karaokes son una de las actividades que se realizan con más frecuencia, no importa el día, la hora o el lugar, hasta en los pueblos más pequeños y recónditos se puede encontrar gente cantando en karaokes, debería ser oficializado como el hobby nacional.

La primera vez que fui a un karaoke en Filipinas fue en la ciudad de Baler, jamás olvidaré el papelón que hice. El bar donde fuimos mis amigos y yo estaba lleno, así que tuvimos que esperar un poco más de media hora, yo soy tan despistada que en un momento le digo a mi amigo: “Anthony porque esperamos tanto, si la gente no está cantando, esto es un karaoke y el dueño está poniendo música” y su respuesta fue “Todas las canciones que oíste son de personas que están cantando en vivo, mira hacia atrás, alguien está cantando ahora mismo” LITERALMENTE estábamos en un hueco de mala muerte con gente que podía ganar sin ningún problema el primer lugar en estos concursos de talentos televisivos. Cuando llegó mi turno yo me quería morir 😶, Guantanamera, fue la única canción en español que encontré en la lista, estaba tan nerviosa que mi presentación fue un desastre, me prometí jamás volver a cantar en Filipinas. Yo estoy segura que si los filipinos que frecuentan karaokes fueran a Ecuador tal vez entrarían en estado de shock al oír nuestras melodiosas voces 🙄🔫.

2. Sonrisas

Si algo me ha regalado Filipinas de manera ilimitada es sonrisas, que me han hecho sentir más cerca de casa. Los filipinos son personas alegres, amorosas y hospitalarias, es como si su cara no encajara con la seriedad. Cuando caminas por las calles puedes ver que todos te sonríen, si no sabes una dirección siempre  están dispuestos a ayudarte, gente que no te conoce te abraza, te invita a comer y está feliz de que le hagas compañía, aunque sea por unos minutos. Un claro ejemplo de hospitalidad es que en este mes compartí con tres familias que me trataron como un miembro más de su casa, me abrieron sus puertas sin ningún interés y me dieron la oportunidad de vivir su cultura como una local más.

Anthony y su primer ceviche de calamar ecuatoriano.

3. Coconut

Filipinas tiene millones de palmeras que adornan los paisajes de este hermoso país, además son el ingrediente de muchos platos de su gastronomía, como “buku salad“, buko es coco en Tagalog, su idioma oficial; el plato consiste en una ensalada de frutas con tiras de coco que se lo sirve como postre en la época navideña, en cada esquina puedes encontrar un delicioso jugo fresco por solo 10 pesos filipinos (20 centavos de dólar) cuando haces viajes a pueblos pequeñitos es más fácil encontrar agua de coco que agua regular y escucharás en las calles “Fresh buku madam, fresh buku”

Este señor es muy dulce, con mucha curiosidad me pregunto si en Ecuador existen cocos.

4. Kuya y Ate

Estás son dos palabras en tagalog que escuche incontables veces, ate: hermana, kuya: hermano, se utilizan para referirse a personas mayores a ti, en Filipinas los niños suelen referirse a sus primos, tíos, familiares y amigos con estas palabras,  son muestra cariño y hermandad. En los últimos años estas palabras han ido evolucionando y es muy común que cuando tomas un bus, un taxi, te refieras al conductor como “kuya”. Este mes para todos los pequeños de las familias en las que estuve fui “Ate Nico”

Rihanne sobrina de Janice, es una niña que ama las fotos.

5. Adobo

La comida en Filipinas tiene una gran posibilidad de opciones, esto depende de la región en la que te encuentres, pero yo la resumo en una palabra y esa es adobo. Adobo en español marinar, es una preparación filipina que consiste en sazonar cualquier tipo de carne, mariscos o vegetales con salsa de soya, vinagre y ajo. Las variaciones que tiene esta preparación son infinitas, cada isla tiene su propia preparación y creo que es uno de los platos que más he comido en este país. Así que si algún día vienen a Filipinas y alguien les invita a comer hay muchas probabilidades que sea adobo.

 

Autor
Hola, mi nombre es Nicole, una de las cosas que más me apasiona es escribir, espero disfrutes de mis historias. Gracias por visitar mi blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.