El robo más extraño de mi vida/ negociación con una ratera

Había llegado al hostal en la ciudad de Melaka donde me iba a quedar por una noche, era el segundo en el que  me hospedaba en esta ciudad, ya que al celebrarse ese fin de semana el año nuevo chino todas las acomodaciones estaban llenas. En la recepción me entregaron unas llaves para poner mis cosas de valor en un locker, y así lo hice, puse mi drone, mis cámaras, la computadora y mi monedero con mis tarjetas de crédito, mi dinero de todo un mes y mi pasaporte. Salí  a las 21h30 al centro a ver todos los eventos que se realizaban esa noche, habían música en vivo, comida en la calle principal del centro llamada Jonker y ceremonias en los templos budistas que ese día estarían abiertos las 24 horas, después de haber caminado por tres horas regresé al hostal para descansar.

BUSCANDO AL SOSPECHOSO/A

Al llegar lo primero que hice es ir hacia el locker para tomar mi computadora y terminar con unos pendientes que tenía que hacer antes de dormir, al intentar abrir la puerta, esta se cayó sobre mis pies…¡Estaba rota! Revisé todas las cosas que había dejado ahí dentro…¡Faltaba mi monedero!, Lo primero que se me vino a la mente es: “Tranquila, tal vez la dejaste en la mochila grande, revisa bien antes de asustarte…”, desarmé todas mis cosas, pero mi billetera no aparecía, los chicos de la recepción empezaron a pensar en como había sucedido, una y otra vez me repetían que nadie extraño había subido a los cuartos y que las personas que habían entrado a la habitación eran a los que nos correspondía ese cuarto. Había pasado una hora y todos tratábamos de entender lo ocurrido, empezamos a descartar opciones de los posibles sospechosos. En la habitación estaban dos chicos, ellos revisaron todas sus cosas, pero no tenían nada. Las personas de la recepción recordaron que en el cuarto también estaba una chica malaya que había pagado por esa noche pero sus cosas no estaban sobre su cama. Llamamos a los dueños para contarles lo sucedido y para que revisen las cámaras de seguridad a ver si podían encontrar algo, en las grabaciones se veía como la chica entraba y salía de la habitación, pero eso no era una evidencia, los vídeos no nos decían nada. Dentro de la habitación mientras la chica estuvo ahí en otra de las camas estaba un chico de Eslovénia, él no hablaba ni una sola palabra de inglés, así que con la ayuda de su traductor en el teléfono nos dijo que él tenía el número de teléfono de la chica, que le había dado antes de irse del hostal.

Y con ustedes… la persona que hizo que mi vida se convierta en un infierno durante 20 horas.

LAS PISTAS

Eran las dos de la mañana y la chica no regresaba al hotel, cosa que no podía ser sospechosa porque era nuevo año chino y había mucha gente en la calle aún, teníamos las grabaciones de los pasillos, la foto de su identificación, su número de teléfono pero no había nada para acusarla y decir… FUE ELLA, la única cosa que nos hacía dudar era que se había llevado las cosas del hostal, ella solo había venido con un bolso. Uno de los dueños le escribió un mensaje diciendo que habíamos tenido un problema en el hostal y que necesitábamos que todos los huéspedes vuelvan, ella dijo que no podía, que estaba ocupada, la llamaron varias veces y apagó su teléfono, las horas seguían pasando y jamás llegó… uniendo todas la piezas del rompecabezas sabíamos que había sido ella.

A las 3h30 de la mañana fuimos hacer la denuncia en la estación de policías, los agentes me dijeron que se va abrir una investigación y posiblemente sea un proceso largo, que no hay evidencias y que para la ley simplemente ella es una sospechosa. Me asignaron un investigador de caso, él regresó con nosotros a recoger las “supuestas pruebas” y a sacar fotografías del hostal. Mientras tanto yo le pedí a los dueños el número de la chica, le escribí diciéndole que necesitaba mis cosas y que sin mi pasaporte no podía regresar a mi país, pensé que jamás iba a contestar mi mensaje pero lo hizo, me respondió diciéndome qué era lo que necesitaba, si mi dinero o mis documentos, luego me dijo que me los va a devolver siempre y cuando no vaya donde la policía, FINALMENTE TENÍAMOS UNA PRUEBA 🙌, con ese mensaje ella estaba confesando que me había robado, de ahí en adelante tuvimos una “negociación” durante las siguientes tres horas. Esta fue la parte más desgastante de todas, ya que era como tratar de convencer a una niña de que obedezca a sus padres y no sea malcriada, cuando le pedíamos quedar en un lugar decía que no podía y dejaba de responder, una hora después me bloqueó por Whatsaap, pero seguía escribiéndose en otros dos chats con los dueños, era evidente que era una novata, ellos le dieron un ultimátum, la propuesta era fácil, tirar mis cosas por una reja que había en el hostal, sabíamos que ella tenía miedo, así que con toda la empatía  del mundo le dijimos que no era necesario que nos viéramos cara a cara, que deje mi billetera ahí y que todo se terminará en buenos términos, por un momento pensé que si ella tenía un poco de lógica e inteligencia iba a hacerlo, solo tenía que devolver lo que se había robado y todo se iba a terminar, ese día “descansamos” a las 6h30″.

El mensaje autodelatador…

Y APARECIÓ UN ÁNGEL LLAMADO AZHAN….

A las 9h00 me levanté y revisé la entrada del hostal, la chica no había dejado la billetera, no entendía como podía ser posible, ella tenía todas las de perder, teníamos toda su información, esa misma mañana me puse en contacto con una persona de la embajada de Ecuador para pedir ayuda, me dijo que el Cónsul de Ecuador en Malasia se comunicará conmigo lo antes posible para ver de que manera me podían apoyar. Me sentía impotente al saber quien me robó, tener su celular y no poder recuperar mis cosas, les dije a los dueños del hotel que iba a ir nuevamente a la policía hablar con el inspector para que busque a la chica antes de que desaparezca mis pertenencias. Tomé un Uber, le dije que me lleve a la policía, iba con mi reporte en la mano, el conductor me preguntó que me había pasado, le conté todo lo sucedido, me dijo que si me podía acompañar hablar con los agentes, para mi fue raro escuchar eso… no sabía exactamente que quería hacer él, pero en ese momento todo me daba igual, así que le dije que si. Llegué y el inspector no estaba en su oficina, hablé por teléfono con él, me dijo que estaba en la búsqueda de la chica, que no me preocupe, que el está haciendo su trabajo y que cuando tenga noticias me llamará, no se porqué sus palabras no me convencieron en absoluto.

No tenía un centavo, no había dormido nada, no había comido y lo único que pensaba era en buscar a la chica hasta debajo de las piedras, regresé al carro, no me pude contener y me puse a llorar desconsoladamente, el conductor me vio con tanta pena, me preguntó si quería desayunar le dije que NO… no tenía apetito, me dijo que parara de llorar que él me iba ayudar, le decía que lloraba porque no conocía a nadie en la ciudad, no tenía dinero y que me sentía muy mal, él me llevo a la playa para que me siente un rato vea el mar y me tranquilice (era su lugar favorito cuando también estaba triste o tenía algún problema), estaba conmovida porque fue un gesto tan noble de su parte, esa persona había aparecido por algo en mi vida, en el momento en que más necesitaba ayuda, en la playa recibí una llamada del Cónsul, él se contacto conmigo tratándome de explicar el funcionamiento de la policía malaya, me dijo que hay que respetar los tiempos de los casos, que no se los puede presionar porque lo toman de muy mala manera (cuestiones culturales), que son muy ineficientes, y que lo más probable es que no recupere mis cosas, que más bien tengo que pensar en sacar los nuevos documentos, que si necesitaba sacar un pasaporte nuevo este tenía un costo de $70 y se demoraba 10 días, me sugirió pedir a mis papás que me envíen dinero, pero al mismo tiempo sabíamos que era complicado porque no tenía una identificación para poder retirarlo.

Noor Azhan B. Abd Azis en conductor de Uber que se convirtió en mi amigo

Llegué al hostal traté de dormir pero no pude, los dueños que seguían en contacto con la chica no tenían novedades, ellos me ayudaron muchísimo, moviendo todos sus contactos en la ciudad, en la tarde el conductor de Uber me preguntó si quería buscar a la chica en su pueblo (en Malasia cada ID tiene esa información), le dije que SÍ, él quedo que me iba a recoger a las 15h00 en el lugar que me estaba quedando, Azhan (el nombre del conductor) llegó como habíamos quedado, pero momentos después también llegó la policía, ellos me decían que no tenían novedades y que iban a ir a buscar a la chica a su pueblo, le pregunté si podía ir con ellos, al fin y al cabo ese era mi plan, me dijeron que no, porque no tenían transporte para mi, que era muy lejos, que lo mejor que yo podía hacer era sentarme y esperar noticias, él conductor también trato de convencerlo pero la respuesta fue NO. Volvimos a la mesa donde habíamos estado sentados y Azham y yo, me dijo en voz baja que si quiero ir, que la propuesta aún estaba en pie (íbamos a desobedecer a la policía, tal vez eso me iba a causar más problemas, pero no me importó), estaba harta de la frase siéntese y espere noticias, le dije que si, esperamos que la policía se vaya y luego salimos nosotros.

Dueños del hostal que me ayudaron incondicionalmente en la búsqueda de la chica.

EN BÚSQUEDA DE SU FAMILIA

El pueblo  era Bukit Tembakau, estaba a 45 minutos de Melaka, le dije que lo mejor era ir a una mezquita ya que siempre ahí hay mucha gente, y así fue entramos justamente cuando las personas habían acabado su rezo de las 17h00, les contamos que una chica había robado mi pasaporte, eran como 20 personas, les enseñamos la foto de la identificación de la chica, nos dijeron que en el pueblo solo hay tres familias con el apellido de ella, nos mostraron como llegar a la primera dirección y nos dijeron que si no era esa casa volvamos y preguntemos nuevamente para guiarnos al siguiente lugar, llegamos a la dirección y apareció un hombre que resultó ser el tío de la chica (tuvimos suerte de que fue la primera casa), él fue a buscar al padre de la muchacha, le contamos todo, él estaba sorprendido y furioso con ella (sentí tanta incomodidad ese momento, el señor pagando los platos rotos de una mujer irresponsable de asumir sus actos), su expresión era muy seria y de desconcierto total. La chica se había ido de la casa de sus padres hace dos meses siguiendo a su novio y ellos no sabían nada de ella, el señor me dijo que no me preocupara que va a llamarla y hacer que ella entregue mis cosas, no sé porqué pero sentía que él lo decía en serio, además me pidió disculpas y por supuesto yo las acepté. “En la cultura musulmana los hijos tienen un respeto absoluto por sus padres y sus órdenes tienen que ser acatadas sin cuestionamientos de manera inmediata”

Papá de la chica que gracias a su llamada su hija me entregó mis cosas.

De vuelta a Melaka y 30 minutos después de hablar con el padre de la muchacha recibí un mensaje de ella diciéndome que me iba a devolver mis documentos y tarjetas después de las 20h00, pero que el dinero se había gastado, no podía creerlo, estaba feliz y enojada, era una mocosa insolente que no tenía idea de lo que hacía. ¿Cómo era posible que se gastará $1000 en menos de un día?… no tenía un ápice de remordimiento.

Estos eran los  mensajes que me hacían perder la paciencia

ENTREGA DE MIS PERTENENCIAS

En la noche quedamos de acuerdo en un lugar, la policía me dijo que por mi seguridad no vaya, que ellos irían al punto de encuentro en caso de que enésima vez ahora si cumpla su promesa, en caso de ser así ellos me entregarían después los documentos, los dueños del hotel fueron con la policía, 15 minutos más tarde tenía la policía mis cosas, me pidieron que me acerque al edificio donde había realizado mi denuncia. Aunque pregunté nunca entendí porqué no atraparon a la chica, me dijeron que ella había tirado en la calle la bolsa para que ellos la recogieran y se había ido corriendo… QUE RESPUESTA, así de ineficiente es la policía en este país, se sentían héroes por haber “recuperado mis cosas”, después de todas las pruebas ella sigue suelta y como si fuera poco con toda la tranquilidad del mundo la policía me dijo que no es la primera vez que ella hacía esto, pero ellos habían hecho su trabajo, prueba de eso era la entrega de mis documentos. En este punto no se trataba de dinero sino de ver como casos como estos quedan impunes y estas personas siguen robando a sus anchas como si nada. A la final la policía me entregó mis pertenencias y después de firmar un reporte con los documentos que me habían devuelto, finalmente esta historia se había acabado.

El recuperar mis pertenencias fue una mezcla de muchos factores, la gente del hostal, Azhan que me ayudó con la movilización en su carro y era mi intérprete, el papá de la chica con su llamada y la policía que también hizo algo… mi vida es extraña, siempre me sorprende de una manera maravillosa. Ahora si con mi pasaporte en mano… que continúe la aventura. GRACIAS VIDA

Autor
Hola, mi nombre es Nicole, una de las cosas que más me apasiona es escribir, espero disfrutes de mis historias. Gracias por visitar mi blog.

Comentarios 15

  1. Xavier
    Reply

    Qué historia, Nico! Giros inesperados No podía predecir qué más venía. Me alegro que tengas tus documentos. Un abrazo!

    18 febrero, 2018
  2. PILAR YONG TINOCO
    Reply

    ES UN EXCELENTE RELATO, ESTAS HISTORIAS HACEN INSPIRAR A MUCHA GENTE. SIGUE ADELANTE QUE ERES UNA CHICA MARAVILLOSA. DIOS TE BENDIGA

    18 febrero, 2018
  3. Mae
    Reply

    Fuerza Nicole, el viaje debe continuar.

    18 febrero, 2018
  4. CAROLA
    Reply

    Wooooo ¡QUE HISTORIA! Lo importante es que estás bien, y con tus documentos, hermoso viaje, hermosos tus posts, cuidate mucho nena y disfruta cada momento un abrazo desde Ecuador.

    27 febrero, 2018
    • Nicole Bonilla Yong
      Reply

      Gracias carola, el viaje continua.

      2 marzo, 2018
  5. Amanda
    Reply

    Qué historia!!.. eres una valiente!! realmente eso es lo que me da más miedo de viajar sola…la inseguridad, que te roben o se te pierdan cosas tan importantes…Me queda una inquietud Por qué el padre de la chica no te dió tu dinero? Debió obligarla a que te pagara!!! También la actitud de la policía resulta muy sospechosa al no detenerla y más si ya habían antecedentes con ella… en todo caso te admiro mucho, bendiciones!😊

    30 marzo, 2018
    • Nicole Bonilla Yong
      Reply

      Hola Amanda, te cuento que el papá de la chica no sabía nada, realmente el se sintió muy mal, la chica era mayor de edad y una rebelde total así que el no podía hacer nada. La policía no hizo nada y sentí tanta desesperación así que yo tuve que moverme por mis propios medios. Gracias por tu mensaje.

      3 abril, 2018
  6. Eli
    Reply

    uff una odisea digna de un film , que bien que pudiste recuperar tus documentos eso es lo mas importante (y la ratera novata solo estaba llamando la atención con tanta persecucion )

    4 mayo, 2018
    • Nicole Bonilla Yong
      Reply

      Este es un libreto que lo podría comprar cualquier productora en el mundo, que historia, y que suerte la mía!

      18 junio, 2018
  7. Azucena
    Reply

    Historia fabuloso. Tienes un temperamento parecido al mio. Muy bien tu proceder y reflexion de leyes. Aca en mi ciudad en Argentina el ladron entra por una puerta y sale por otra, por eso no me sorprende. Suerte😀

    19 mayo, 2018
    • Nicole Bonilla Yong
      Reply

      Azucena, imagínate que si no actuaba rápido hubiera tenido que dejar de viajar porque perdía mi pasaporte. Gracias a la vida todo termino bien.

      18 junio, 2018
  8. Marcos Hernández
    Reply

    Woooo que historia de verdad relatas y escribes súper estrene, mi novia y yo nos encanta viajar y leer tu anécdota de las cosas por la que pasaste fue inspirador espero que tu viaje continúe y que las aventuras no paren… Éxitos y bendiciones, seguiremos leyendo tus post un abrazo desde chile

    30 mayo, 2018
    • Nicole Bonilla Yong
      Reply

      Muchas gracias Marcos por tu mensaje, me encanta escribir :)

      18 junio, 2018
  9. RODOLFO
    Reply

    SALUDOS NICOLE !!! VIAJAR ES LO MAS MARAVILLOSO QUE UN SER HUMANO PUEDE HACER EN SU VIDA .FELICIDADES Y BUENOS DESEOS EN TUS VIAJES . YO TE ESCRIBI POR FACE , Y TE RECOMENDE VIETNAM.LUEGO DE LEER TU EXPERIENCIA EN MELAKA , DONDE ESTUVE HACE ALGUNOS MESES , SOLO DEBO DE ACONSEJARTEQUE JAMAS LLEVES TUS COSAS PERSONALES EN LA MOCHILA O BOLSO DE MANO.PUDE VER EN VIETNAM , COMO UN MOTOCHORRO , AGARRO EL BOLSO DE UNA CHICA , EN PLENO CENTRO DE HO CHI MIHN.NADIE LA AYUDO , A PLENA LUZ DEL DIA , ERAN COMO LAS 4 DE LA TARDE!!!

    26 junio, 2018
    • Nicole Bonilla Yong
      Reply

      Gracias por tu consejo Rodolfo, lo tomaré en cuenta.

      26 junio, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.